Política de calidad

La política de calidad del centro deriva de la importancia que tiene consolidar una cultura de calidad en el ámbito universitario, de su consideración como un factor determinante para conseguir la satisfacción de las expectativas formativas de sus egresadas y egresados y su reconocimiento en los ámbitos académicos, profesionales y sociales en los que se integran.

Para ello existe el compromiso de utilizar todos los recursos humanos y materiales disponibles dentro del cumplimento de la normativa vigente y en coherencia con los criterios y las directrices establecidas. Así se establecen las siguientes líneas generales que constituyen la política de calidad del centro:

  • Mantener una oferta formativa ligada a necesidades y expectativas de la sociedad para consolidar altos niveles de calidad en sus titulaciones, sin renunciar a los fundamentos académicos de la universidad basados en el desarrollo de conocimiento, del espíritu crítico, de la capacidad de análisis y de reflexión.
  • Alcanzar el reconocimiento en el ámbito nacional e internacional de la calidad docente a través de la consecución de las metas asociadas a indicadores académicos con especial relevancia a los que se relacionan con la satisfacción de los grupos de interés.
  • Facilitar la extensión de la cultura de la calidad y la formación continua en materia de calidad del personal docente e investigador, personal de administración y servicios y del estudiantado, fomentando la eficacia y la continuidad de los sistemas y de los procesos a ella vinculados.
  • Asegurar la implantación, desarrollo y seguimiento tanto del sistema de garantía de calidad (SGC) como de todos los procesos vinculados con la calidad que afectan al centro y a sus titulaciones.
  • Asegurar una docencia, investigación, gestión y transferencia de conocimiento con perspectiva de género para eliminar los obstáculos que impiden una igualdad real entre las mujeres y los hombres.
  • Lograr un compromiso permanente de mejora continua como norma de conducta, y proponer y llevar a cabo las acciones necesarias para el mantenimiento y mejora de la calidad.